Traductor blog

Buscar este blog

Entrada destacada

Posturas Idoneas para Meditar. ( Curso Meditación gratuito )

Lección 01   Es de suma importancia la postura a la hora de meditar para así favorecer el adiestramiento de nuestra mente y...

lunes, 16 de abril de 2018

La Reinserción Social; Realidad o Utopía.




Hace unos días alguien me pregunto si creía en la posibilidad de re inserción de las personas, ya que estadisticamente el porcentaje es muy bajo, demasiado bajo me atrevería a decir.

Esto me llevo a recordar y pensar en cuales serian las bases y las causas en que las personas elegimos estar a un lado o a otro, o en los dos, indistintamente, en las diferentes etapas de nuestra vida.

Sin dejar de lado que nos encontramos ante una cuestión en la que podríamos escribir millones de creencias diferentes y que darían pie discusiones para llenar unas cuantas vidas, hay una base concreta en la que fundar nos y es fundamental no olvidarnos de ella, esto es el equilibrio. Cuando dejamos de observar nuestro alrededor como algo concreto, limitado, y nos enfocamos en una perceptiva conjunta podemos ver que en el conjunto de la humanidad hay una parte de gente “buena” ( ángeles ) y una parte “mala” ( demonios ), pero si observamos bien nos damos cuenta que depende de en que sección observemos ese concepto varia en cada persona, por ejemplo; una persona puede ser muy buen padre-madre, buen amigo-a y generoso con los “suyos” pero a la vez puede ser un “trepa” ( osea alguien a quien no le importa pisar a los demás para ascender o conseguir sus deseos ), puede ser un corrupto, puede robar todo lo que encuentra a su alcance.... y viceversa, personas que consideramos “fantásticas” socialmente, resultan ser unos maltratadores a niveles familiares.



En un mundo dual donde nos encontramos, es necesario que exista un mal para que exista un bien, sin el primero, sin una base de comparación, el segundo no existiría. Osea, algo lo consideramos bueno ( en nuestro concepto mental ) si lo comparamos con algo que es malo, si no tuviera esa comparación simplemente no existiría, en nuestra mente no tendría cabida, ( pues la mente es dual, funciona por descarte y evalúa por conceptos adquiridos ) como bueno o malo, sería algo nuevo que se incluiría en nuestra forma de ver las cosas y que servirá de marco para las siguientes experiencias y catalogaciones. Por ejemplo; para un niño pequeño todos los acontecimientos son nuevos, van marcando su experiencia, sus bases para a partir de ellas catalogar las cosas que serán buenas ( normales ) y malas ( que dañan su ámbito normal ). Imaginemos dos niños, una nacido y criado en un barrio “socialmente alto” y otro en un barrio “marginal”, las “leyes” que rigen la supervivencia en cada uno de ellos es completamente diferente, lo que para unos es algo bueno ( por ejemplo los cuerpos de seguridad ) para los otros es algo malo.... Catalogar cual de ellos, de forma genérica, es mejor o peor es quedarnos mucho en la piel.

Hay varios conceptos o bases filosóficas que a mi me han llamado siempre la atención y que a mi parecer marcan la conducta del ser humano en si;


  • Aristóteles: El hombre es un animal político. Osea el ser humano para poder sobrevivir, desde sus primeros tiempos en que se le cataloga como “humano”, necesito de “leyes” para poder convivir con otros de su especie y manejarse, alimentarse y defenderse en el espacio en que se movía, ya que por su esencia acababan unos con otros. Esos fueron los principios que marcaron y marcan hoy en día lo que esta bien o mal, lo que es normal o locura, lo que es licito o ilícito. Las leyes son en si normas de convivencia social, pero cada grupo social esta regido por leyes diferentes....
  • Thomas Hobbes: El ser humano es malo por naturaleza, egoísta y antisocial, que esta movido por un “perpetuo e incansable deseo de poder que sólo cesa con la muerte”, en sus palabras “el hombre es un lobo para el hombre”. Esto nos lleva a pensar en el concepto de que el altruismo puro en la esencia del ser humano no existe, todos siempre hacemos las cosas por conseguir algo. Es imposible desvincularnos incluso del deseo de ser buenos para agradar a Dios, alcanzar el cielo, caer bien, ser queridos.....
  • Richard Dawkins: Vamos a intentar enseñar la generosidad y el altruismo porque todos nacemos egoístas. A mi parecer hay esta la base, en enseñar, enseñar desde pequeños una serie de valores imprescindibles para la interrelación con otros seres humanos.


Desde luego, quiero puntualizar, en que no creo que ser egoísta sea malo, por si mismo, tampoco creo que nada sea bueno o malo, simplemente es una forma de ver una realidad, basada en nuestro condicionamiento. En lo que si me baso es en la forma en que nos hace sentir algo o como nos sentimos respecto a ese algo que hacemos o realizamos. Esa fundamentalmente es la base y siempre intento que este acompañada de este concepto

Tu libertad ( y la mía ) para mover los brazos termina donde empieza mi nariz.

Por lo que al hecho en si de que si pienso-creo o no en la re-inserción de las personas, en mi opinión la cuestión sería otro tipo de planteamiento. En realidad mi creencia es que estamos muy lejos de poder otorgar individualmente una base para ejercer un cambio, una re-inserción efectiva, en nuestras sociedades. Y desde luego basándome en la estructura de la “felicidad” conjunta como seres humanos.

Creo que los pilares base serían la “enseñanza” o el “aprendizaje”, la enseñanza en si de unos “valores” y de una “actitud positiva” frente a la vida y las experiencias que nos encontraremos en ella, la enseñanza a saber “empatizar” y ponernos en la piel de otros, la enseñanza a “creer en nosotros mismo y amarnos”.... Delinquir en si mismo no es sino una forma aprendida de vivir o sobrevivir en un momento dado, la cuestión es si el cambio que ofrecemos y pretendemos que ejerzan los demás, les es más favorable y lo consideran más apropiado que el que ya están utilizando como base de movimiento en sus vidas.

Todo en la vida es cuestión de prioridades, cada movimiento que hacemos lo hacemos en consecuencia a la prioridad que elegimos en ese preciso instante, todos somos comprables en la medida en que se nos toca nuestra prioridad. Por ejemplo si mi prioridad es mi familia, en la medida en que puedan ser dañados yo cambiare mi actitud e incluso mis valores más arraigados.

Para mi la re-inserción estaría basada en un cambio interior, en un aprendizaje sobre uno mismo, en saber aceptarse y aceptar, en aprender a ser feliz y estar bien indiferentemente de donde estemos, con quien estemos, como estemos o que tengamos. Y que la superación en cualquier ámbito y escala es normal e intrínseca en el ser humano, sin que ello tenga que llevar consigo la destrucción o otro para ser conseguida.

A parte de una estructura social y política diferente para poder cambiar ciertas circunstancias, en nuestra mano esta poner ese granito que marcará y ayudará a marcar la diferencia. Ya que en la medida en que continuemos catalogando las cosas como buenas o malas y generalizando y discriminando, sin empatizaar y comprender las circunstancias individuales de cada individuo, seguiremos contribuyendo a que el cambio jamas se produzca.

La pregunta sería; ¿ Qué sociedad tenemos o creamos para que alguien quiera ser reinsertado en ella ?



viernes, 30 de marzo de 2018

La Política el Juego de los Mayores




Siempre se ha mencionado, o recordado, pero en los últimos tiempos parece que llegan mas comentarios y adeptos a la idea de que la política debería ser manejada y/o dirigida por las personas mayores, o mejor dicho los jubilados.

El termino “política” significa; manera de gobernar. Y remontándonos a los comienzos de la utilización de este termino, en Grecia, madre de la Política, podemos comprender la importancia de ser gobernados por los “ancianos” del pueblo. Pero ya no solo en Grecia, en todas las culturas anteriores a la implantación del capitalismo como gobierno, la política era cosa de los ancianos del lugar.

¿ Y el por qué de esto ? Es tan lógico y simple que es normal que nos hallamos olvidado de ello ( los seres humanos tendemos a considerar lo fácil y sencillo como poco apto o relevante y viceversa ).
 



Observemos la vida del hombre ( termino genérico ) como si se tratara de las estaciones del año ( filosofía oriental ):

Primavera; Primera etapa de nuestra vida, en ella nuestra primordial función es la de crecer fuertes y aprender, somos esponjas, todo es nuevo y nos va creando y formando como individuos. Se fortifican nuestras raíces. Es de lógica comprender que en este momento no estamos capacitados para gobernar, aunque en muchos hogares hoy el niño manda y todo gira en virtud a sus deseos y mandatos...



Verano; Creo que todos conocemos cual es esta etapa en nuestra vida. Esos momento de mas fogosidad y más apasionados, en que hay que comerse el mundo o el mundo nos come, no importa el mañana. En este ardor de la juventud unos queman y otros son quemados. Claro esta con toda este fuego interno tampoco es el momento adecuado para poder gobernar, no es tiempo de política es tiempo de exploración y conquista, tiempo del esplendor de nuestras ramas.

Otoño; La madurez, el otoño de la vida. El fuego menguo, es el momento de parar, momentos de formar la familia, el asentamiento, y el momento en que todos pensamos, ( esta es la clave ) en construir nuestro mañana, osea, enriquecernos, conseguir los vienes necesarios y no tan necesarios para nuestro futuro y el de nuestros descendientes. Tiempo en que las cosechas se recogen y guardan, llenamos los graneros. Esto es algo innato en nosotros como individuos, de hay que muchos al no conseguir en esta etapa lo estipulado como normal, sean marginados o entren en depresiones profundas, como mínimo. Pero la gran reflexión es; Si en esta etapa nuestro instinto natural es el de “enriquecernos” ¿ Qué esperamos de las personas que nos gobiernan en esta etapa de sus vidas?.

Invierno; Tiempo de nieve, de pelo blanco, de reflexión, de vivir de lo vivido. Los que llegan a esta etapa, los que sobrevivieron las demás estaciones, saben por experiencia propia como conseguirlo. Han aprendido a través de los años que es mejor o es peor, conocen el camino, se abastecen de lo recolectado de lo aprendido, por lo que pueden enseñar y esa es su función, la de enseñar a los demás. En cambio como buenos hombres que somos, nos erguimos en dioses y pretendemos tener la razón en todas las demás etapas, dejando en el olvido el conocimiento que nos pueden aportar las personas que como mínimo por su edad conocen más que nosotros. Sus miras ya no están puestas en crecer, en conquistar o en enriquecerse, están dirigidas a la introspección, a la meditación. La naturaleza se prepara para una nueva etapa, aprendiendo de lo ya pasado, para mejorar, aprender de los errores, y nutrirse, para recuperarse.
 



Estamos diseñados para en cada estación de la vida, vivir ese momento. Creo, mas bien estoy convencida, de que la “política” debería estar regida y en manos de las personas adecuadas para ello, es decir por los jubilados.

Es muy triste ver como miles de personas llegan a esa etapa y su única meta es la de morir, u ocuparse de sus nietos, cuando ya las fuerzas no son las mismas y la mente requiere asentarse no activarse. Mientras vemos como nuestra economía cae, los gobiernos son corruptos y la esperanza de cambio es mínima...

No se para vosotros, pero para mi esta claro.... Si nos remontamos históricamente hasta los principios del hombre, comprobaremos que en los momentos en que la humanidad fue más prospera y su funcionamiento, a nivel social y económico, fue mejor, esta intrínsecamente relacionada con gobernantes ya “jubilados”.

Si todo nuestro poder estuviera invertido en una empresa, ¿quién te gustaría que la manejara? ¿ en que manos depositarias tu confianza ?;
¿ En una persona que su mayor deseo es el de jugar ?
¿ En una persona ardiente y pasional sin responsabilidad adquirida ni deseada ?
¿ En una persona ambiciosa y temerosa, que su mayor deseo es el de crear “su mañana” y asegurar “su futuro” ?
¿ O en la experiencia y la sabiduría de los conocimientos adquiridos por haberlos ya vivido ?

¿ Por qué no dejar a cada cual su papel ? Cada cosa tiene su momento. Y todos a la postre saldríamos ganando si lo meditamos con el corazón y con el razonamiento más lógico.

Julia Mª de las viñas Martín Sánchez.


jueves, 22 de marzo de 2018

Ondas Cerebrales. Nuestro Campo de Acción.

Lección 06


Nos movemos en un mundo vibracional, osea en un universo regido por vibraciones, que a su vez crean ondas.
Si nos centramos en el hecho de que nuestro sistema de acción esta regido por nuestra mente, que nuestro ámbito de pensamiento y acción corresponde al funcionamiento de ella, entonces dependiendo de la vibración en que se mueva y actué en un momento dado nuestra mente, así reaccionaremos ante el mundo, ante las situaciones que se nos vallan presentando.

Existen 5 tipos de Ondas Cerebrales: GAMMA, BETA, ALFA, THETA, DELTA. Y cada una de ellas tiene una velocidad diferente de movimiento que es medida en hercios; Hz, ciclos por segundo. Estas descargas eléctricas de nuestro cerebro son medidas a través de un electroencefalograma. Por lo que a mayor numero de ciclos, mayor será el grado de actividad mental, disminuyendo a su vez los grados de concentración, relajación, memorización, control … A través de nuestro día a día, las ondas cerebrales van cambiando y mezclando sus ciclos, dependiendo en que circunstancia nos encontramos o tenemos que enfrentarnos.


Imaginemos que nuestra mente es una batidora, cuando la tenemos en turbo todo se mueve a tal velocidad que son podemos detectar cuales son los movimientos que hace, el ruido que crea no nos permite escuchar, oírnos, todo esta en un “batido” ensordecedor y los resultado que termina creando a veces son muy destructivos, lamentando no haber parado antes, a la vez que estar en ese proceso constante crea un inmenso estrés mental. ( Eso no quita el hecho de que un buen funcionamiento turbo pueda crear un acabado perfecto, un resultado espectacular, son el campo de acción de “las grandes mentes” ). Pero si bajamos ese movimiento, cada vez el estrés va disminuyendo e incluso podemos ir identificando lo que va ocurriendo hasta llegar al proceso de amasar, identificando lo podemos decidir si continuamos o no en la acción que efectuamos, resultando súper relajante y estimulador.

Vamos a mostrar las diferente Ondas Cerebrales y su campo de acción:

Ondas Cerebrales Gamma

El movimiento de vibración de las ondas cerebrales Gamma es de 25 a 100 hz por segundo. Aunque se han llegado a encontrar actividad cerebral de hasta 100 hz lo habitual es una oscilación de 40 hz por segundo. Se han efectuado grandes descubrimientos en estados altos de acción de estas ondas, incluyendo altos estados de conciencia. Aunque como norma general esta actividad se da en casos de gran alteración emocional, ira, rabia, estados máximos de alerta ( muy útiles en la antigüedad, cuando los peligros que nos rodeaban estaban en continua interacción con nosotros. La frase que le viene al pelo seria; “ no bajar nunca la guardia “ ).


Ondas Cerebrales Beta

El movimiento de vibración de las ondas cerebrales Beta es de 12 a 30 hz por segundo. Podríamos decir que es el campo en el que habitualmente nos movemos durante nuestro día cotidiano.

Ondas Cerebrales Alfa

El movimiento de vibración de las ondas cerebrales Alfa es de 8 a 13 hz por segundo. Siendo en 8 hz el estado en que nos encontramos antes de dormir. Diríamos que encontrarnos en estado Alfa es encontrarnos en estado de relajación, de mente en reposo. Como por ejemplo cuando estamos viendo una puesta de sol... Son idóneas para la meditación.

Ondas Cerebrales Theta

El movimiento de vibración de las ondas cerebrales Theta es de 3.5 a 8 hz por segundo. Están relacionadas con el sueño, la imaginación y la reflexión. Suelen tener una gran actividad al experimentar emociones profundas y se dan en estados de depresión. Pero en un nivel adecuado las ondas Theta actúan sobre nuestra intuición, conexión emocional y favorecen la creatividad.

Ondas Cerebrales Delta

El movimiento de vibración de las ondas cerebrales Delta es de 0.5 a 3 hz por segundo. Son las ondas que se producen con el sueño más profundo, . Destacar que son las del sueño de los bebes, la profunda relajación, y que a medida que vamos creciendo estas ondas van disminuyendo, lo que indica que cada vez nos cuesta más conseguir relajarnos profundamente.

Destacar que para estar en un estado optimo deberíamos utilizar diariamente cada una de estos procesos cerebrales, claro esta en el momento adecuado. Debemos mantener el control y utilizarlo para nuestro beneficio, no al contrario. La mente y el cerebro están para ayudarnos, son parte de nosotros, pero en ultima instancia somos nosotros los que tenemos que toar el control sobre ellos.

Lección 01, 02, 03, 04, 05, 06 


martes, 24 de enero de 2017

Partes de una Meditación

Lección 05



Indiferentemente del tipo de Meditación que escojamos realizar o el método que elijamos, toda meditación consta de 4 partes.

La Entrada o Comienzo: Para comenzar una meditación existen infinidad de formas, desde solo cerrar los ojos tomar una respiración profunda y relajarnos, hasta ejercicios complejos de relajación total de nuestro cuerpo.

La Profundización: Profundizar significa entrar más en ti, estar más dentro de ti y relajarte. Con la profundización dentro de la meditación conseguimos tener un sentido más elevado de consciencia y de conocimiento.
Hay que tener en cuenta que la mente no es física ( el cerebro es la parte física, la parte que si emite una energía que puede ser medida a través de un electroencefalógrafo, la mente es una función psíquica y sensorial de la inteligencia ) por lo que no podemos medir ni saber cuando se ha alcanzado un nivel más profundo midiéndolo energéticamente.
Una forma sencilla en la que lo podemos realizar sería con la cuenta hacia atrás, por ejemplo del 10 al 1, respirando profundamente con cada número que descendamos e interiorizando cada vez más, programándote a tu lugar preferido de descanso; ya sea tu cama, tu sofá favorito, una playa, la cima de una montaña.... hay que tener cuidado y estar consciente para no quedarnos dormidos, pues es muy normal llegar a hacerlo al sentirnos cada vez más profundamente relajados.


La Programación: Es el momento de la meditación en la que efectuamos una programación en nuestra mente a través de la repetición de frases positivas, fijación de metas, envío de energía a ti mismo o a otros, visualización o imaginación de tu curación o la de otros...

La Salida o Final: Realmente esto consiste simplemente en abrir los ojos o/y salir del estado de profundización en el que nos encontremos. Esto lo podemos realizar sencillamente contando del 1 al 5, por ejemplo, y con cada numero comenzando a tomar más consciencia del aquí y el ahora. También podemos finalizar durmiendo si la meditación la estamos realizando por la noche.

Recuerda que como mejor conseguirás benéficos es si la practicas en un lugar donde te puedas encontrar más relajado y no te puedan interrumpir, consiguiendo mejores resultados.

Julia Mª de las Viñas Martín Sánchez

Lección 01, 02, 03, 04, 05, 06